¿Por qué ‘La próxima parada’?

Cuando pensé en el nombre de este blog quería que dijera algo de mí, de mi forma de ser, de mi personalidad. Los que me conocen, mis amigos más cercanos, los que me aguantan y soportan, saben que soy una persona inconformista, que no me conformo con cualquier cosa, a la que le gustan los retos, las nuevas experiencias, innovar, sumar, sentir,…. ‘un culo de mal asiento’ que diría mi madre.

Estuve dando alguna vuelta para encontrar el nombre y después de descartar algunos, me quedé con éste: LA PRÓXIMA PARADA. Próxima, porque siempre hay y habrá algo después, porque no quiero quedarme en un sitio, en un escalón, porque quiero seguir andando, subiendo, corriendo, saltando, dirigirme hacía ese otro lugar. Y parada, no por la situación en la que me encuentro en la actualidad, y que la RAE define como “desocupada, o sin ejercicio o empleo” sino por la acción de “parar o detenerse, el lugar o el sitio donde se para, el fin o término del movimiento de algo”. Pensar en la siguiente parada, en el siguiente viaje, las nuevas personas a las que conoceré, esas sensaciones hasta ahora desconocidas, todos esos ‘altos en el camino’ que haré, esos lugares a los que iré.

Tren

Quería un nombre que representara algo que está en continuo movimiento, como un tren en el que nos subimos con billete de ida, pero no de vuelta, un viaje que emprendemos a diario, sin saber que nos deparará el futuro, a dónde nos llevará nuestro destino.

‘La próxima parada’ será un punto de encuentro, un acercamiento diario a la realidad que me rodea, una combinación de sentimientos y palabras, de imágenes y recuerdos.

Si quieres, acompáñame en este paseo, lo que no te puedo asegurar es a dónde nos llevará la próxima parada.

Abrazos,

Ana P.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *